enero 9, 2020

Un juez en Brasil ordena a Netflix retirar la comedia sobre Jesús gay

Joana Oliveira
El País

La justicia brasileña ordenó, de manera provisional, que Netflix y la productora Porta dos Fundos retiren del aire La primera tentación de Cristo, una sátira de Navidad en la que se insinúa que Jesús tuvo una relación homosexual. La decisión del juez Benedicto Abicair, del sexto tribunal civil de Río de Janeiro, consideró que «el derecho a la libertad de expresión, prensa y artística no es absoluto». En la resolución, el magistrado añadió que «las redes sociales son incontrolables» y que todos pueden entrar a la plataforma de vídeo en línea «incluso menores edad».

La Asociación Centro Dom Bosco de Fé e Cultura puso en marcha una petición (con más de dos millones de firmas) para solicitar el veto a la obra, que había sido denegado en primera instancia. El juez de apelación dijo que su medida seguirá valiendo hasta que se juzgue el fondo del asunto. La resolución del juez Abicair, la cual puede recurrirse, dice: «En virtud de lo expuesto, considero, por lo tanto, más adecuado y benéfico, no solo para la comunidad cristiana, sino para la sociedad brasileña, mayoritariamente cristiana, hasta que se juzgue el fondo del recurso, recurrir a la cautela para calmar los ánimos, por lo que concedo una medida preliminar provisional en la forma solicitada”. Netflix no ha hecho declaraciones sobre el caso. Extraoficialmente, EL PAÍS supo que la plataforma no ha recibido la notificación judicial.

La primera tentación de Cristo, disponible desde el 3 de diciembre, fue objeto de críticas y causó polémica porque la trama insinúa que Jesús tuvo una relación homosexual. En la sátira humorística de 46 minutos, Jesús (Gregório Duvivier) regresa del desierto a su casa —donde le han preparado una fiesta sorpresa por su 30 cumpleaños— con un invitado especial, Orlando (Fábio Porchat), que deja implícito que él y el hijo de Dios tienen una relación (incluso le llama “Capricornio travieso”). Fue lo suficiente para atizar la ira de cristianos, políticos y pastores, que culminó en el ataque con una bomba molotov a la sede de la productora de los humoristas.

Este miércoles, el vicepresidente de Polonia, Jaroslaw Gowin, también pidió en Twitter que Netflix retire el especial navideño, que está en el catálogo global de la plataforma. Gowin mencionó a Reed Hastings, cofundador y director ejecutivo de Netflix, y adjuntó una petición online de su país, en la que más de 1,4 millones de personas solicitan la retirada de la producción del servicio de streaming.

Este miércoles, la Policía Federal brasileña incluyó el nombre del economista y empresario Eduardo Fauzi, sospechoso de atacar la sede de Porta dos Fundos a finales de diciembre, en la lista de la Interpol, permitiendo así que pueda ser detenido por cualquier fuerza policial del país en el que se encuentre. Fauzi permanece en paradero desconocido desde el 31 de diciembre, cuando la Policía de Río intentó cumplir la orden de detención emitida que la Justicia emitió contra él una semana después del ataque con cóctel molotov que cometió en vísperas de Navidad. Según la Policía, el empresario huyó a Rusia el 29 de diciembre.

Una autoridad brasileña en Moscú, la cual no quiso identificarse, ha comenzado a negociar con el Gobierno ruso para extraditar a Fauzi, según informó Globo News. El ministerio de Exteriores brasileño comunicó que todavía no se ha puesto en contacto con Rusia y que la solicitud de extradición le corresponde al Poder Judicial. Por su parte, el Ministerio de Justicia dijo que Río de Janeiro ya ha solicitado la extradición del sospechoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *