junio 5, 2020

¿Segunda edad de oro de Internet? El registro de webs crece por Europa en respuesta a la pandemia

Montse Hidalgo Pérez
El País

Javier Hernández se lo había planteado alguna vez, pero nunca había dado el paso. “La idea llevaba tiempo rondando”, confirma. “Simplemente que por nivel de trabajo era impensable abrir otra nueva vía. De hecho, todavía está siendo un poco así. Al final es otra tienda más”. La dirección de ese mostrador adicional, hermano del que su familia ha regentado desde hace más de 80 años en el Mercado Central de Valencia no lleva calles, números, ni códigos postales. Se ubica en el dominio frescoylocal.es. “El punto en el que nos vimos hace unos meses nos dio ese empujón. Simplemente para facilitar de alguna forma el servicio en casa a nuestros clientes”.

El de Javier es uno de los más de 40.500 dominios .es que se registraron durante el pasado mes de abril. La extensión, que lleva varios años ligeramente aletargada, tras alcanzar lo que desde dominios .es calificaban como “una fase madurez”, no registraba un dato tan alto desde mayo de 2013 y la tendencia se mantiene en mayo: “Teniendo en cuenta el número de bajas pendientes de tramitar por la suspensión de plazos administrativos derivada del estado de alarma, a priori parece que sí habrá un crecimiento significativo. Se calcula que en el mes de mayo ha habido 41.000 nuevos dominios “.es” registrados frente a los 30.000 del mes de mayo de 2019”, confirman desde Red.es.

Este crecimiento está yendo más allá de las webs que llevan la terminación española. En Italia, el .it batió en abril su récord histórico, con más de 60.000 nuevos registros. “Estamos viendo las mismas dinámicas en todos los países en los que trabajábamos”, confirma Thomas Keller, experto en dominios del agente registrador Ionos.

Bélgica, Reino Unido, Países Bajos y Alemania son otros países que han registrado crecimientos variables en los últimos meses. “Los números absolutos muestran una sorprendente tendencia creciente, desde que la covid-19 empezara a extenderse a gran escala por Alemania, a mediados de marzo”, detalla Jörg Schweiger, CEO de DENIC, la entidad que administra los dominios germanos. Aunque el crecimiento es pequeño, en relación con la enorme base de dominios registrados con la extensión .de -más de 16 millones de sitios-, los nuevos registros se cuadruplicaron en abril y se quintuplicaron en marzo. “Esta progresión es única. Solo recuerdo haber visto algo parecido tras el estallido de la crisis financiera, en 2008, pero no de manera tan homogénea y característica”, asegura Keller.

Evolución mensual de los nuevos registros

Todos apuntan a la pandemia como principal motor de esta tendencia. “Estamos seguros de que este incremento está relacionado con el número de negocios que se han ido a lo online durante la crisis de la covid-19”, confirma Lut Goedhuys, responsable de desarrollo de negocio de DNS Belgium, la entidad que gestiona la extensión belga. De hecho, la palabra más frecuente entre los dominios .be creados en abril es commande (pedido).

“Estamos viendo un crecimiento significativo de nuevas webs y soluciones de ecommerce en los últimos meses. De acuerdo con nuestro análisis, estas han sido creadas principalmente que está tratando de hacer sus negocios habituales online”, coincide Keller. “Esto es claramente un efecto del coronavirus”.

En España, la pandemia marca más el ritmo en lo que a las palabras más frecuentes se refiere. Destacan términos como covid, online, mascarillas y protección, pero también figuran palabras asociadas a ámbitos comerciales y al desempeño de distintas profesiones: shop, tienda, abogados, servicio técnico… “Se han dado de alta cerca de 3.000 dominios .es desde febrero a mayo de 2020 directamente relacionados con la covid-19”, precisan desde Red.es.

En el caso de Bélgica e Italia, las estadísticas de mayo siguen revelando una actividad superior a la habitual, pero con un crecimiento más estable, en línea con lo registrado en abril. En Reino Unido, por otra parte, los dominios .co.uk y .uk han seguido creciendo hasta alcanzar las más de 186.000 altas. De acuerdo con los datos que publica Nominet, entidad encargada de estos registros, esa cifra solo se ha visto superada en los periodos de apertura y cierre de plazos para quienes quisieran sumar la extensión .uk -que se abrió en 2014- a sus dominios registrados con la clásica .co.uk.

En el Consejo de Registros Nacionales de Dominios de Nivel Superior (CENTR, por sus siglas en inglés) cifraban este crecimiento en un 20%, de acuerdo con una muestra de 25 extensiones empleadas en la región. Patrick Myles, analista de datos de esta entidad señala los cambios en negocios y empleos como explicación más plausible. “Si un negocio no tenía presencia online antes, la pandemia les ha dado una razón de peso para hacerlo”, explica. Pero el experto también señala otras corrientes: a los pequeños empresarios pueden sumarse sospechosos habituales, como inversores que basan su actividad en comprar dominios para venderlos en mercados secundarios o quienes los adquieren con motivaciones criminales, como crear tiendas falsas para vender productos que nunca serán enviados. “Muchos eventos pueden impactar en los nuevos registros”, concluye.

Según el análisis de CENTR, la reciente popularidad de los dominios con términos relacionados con la crisis, como covid, corona o virus se cifraba entre enero y marzo en 6.154 nuevos dominios que Myles identifica como stock para una eventual reventa, puesto que solo un 26% de ellos estaban activos en abril.

¿Continuará este éxodo del pequeño comercio de las calles a internet? Lut Goedhuys se muestra prudente. “Muchos negocios han encontrado que la presencia online es obligada durante la cuarentena y ahora que han hecho la inversión, creemos mantendrán este canal adicional. Una duda es si muchas empresas fracasarán o no como secuela de la crisis, lo que acabaría llevando a un descenso de los dominios en uso”, razona. Pero esto no lo sabremos hasta dentro de un año, cuando muchos de los dominios registrados en estos meses alcancen sus primeras fechas de caducidad.

En CENTR se remiten a la potencial desglobalización de la sociedad que seguirá a la pandemia. Para Myles, la sociedad y los negocios estarán más orientados a la comunidad local y las limitaciones de la distancia física los empujará más que nunca a lo online: “Para ilustrar el potencial, ten encuentra que en muchos países las pymes constituyen más de un 95% de las empresas”. En este contexto, un giro a internet del comercio local podría reforzar el papel de dominios como estos, asociados a regiones concretas.

Por lo pronto, la proximidad es tan clave para Hernández que quiso dejarla clara en el mismísimo nombre del dominio de su nueva tienda online cuya finalidad última no es otra que es brindar un canal más a los clientes del mercado de toda la vida. “Buscaba esa cercanía”, afirma. Aunque la puesta en marcha de su web ha acabado por coincidir con el inicio de la desescalada, el plan es seguir adelante con ella, por lo que pueda pasar con el virus y para intentar hacerse un hueco en el interminable bazar que es la red. “A día de hoy, no estar online es estar perdiendo una gran potencia”, asegura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *