julio 23, 2020

La arremetida de Twitter contra las cuentas vinculadas a la teoría de la conspiración de QAnon

Redacción
BBC News Mundo

Twitter le acaba de declarar una guerra sin cuartel a la teoría de la conspiración de QAnon.

La red social anunció en un comunicado este martes el veto al contenido vinculado con QAnon y la consecuente eliminación de miles de cuentas, así como el bloqueo de enlaces asociados.

La empresa que dirige Jack Dorsey busca así deshacerse de quienes promueven las teorías de que el «Estado profundo» o las «cloacas del Estado» conspiran contra el presidente Donald Trump.

Twitter además espera que esta acción ayude a prevenir «violencia fuera de la red».

La decisión
En el comunicado compartido por la red social, se señala que se suspenderán permanentemente las cuentas que violen las políticas sobre tuitear acerca de QAnon.

Ya se han eliminado más de 7.000 cuentas en las últimas semanas por esta clase de infracciones, informó Twitter.

«Se aplicará a los involucrados en violaciones de nuestra política para cuentas múltiples que coordinan ataques contra usuarios individuales», añade.

Se estima, según medios locales que citan a un vocero de Twitter, que las restricciones al contenido de QAnon y la política de cuentas múltiples afectarán a unas 150.000 cuentas en todo el mundo.

Antecedentes
Esta teoría de la conspiración saltó de redes sociales marginales a gozar de amplia atención en las grandes plataformas.

Los partidarios de QAnon se han relacionado con numerosas otras teorías conspirativas que se han difundido en línea, incluida una que involucra a una empresa de muebles de EE.UU.

El nombre empezó por un usuario del foro 4chan, donde está permitido divulgar todo tipo de material sin necesidad de identificarte.

Este usuario se hizo llamar «Q» y dijo que era muy cercano al gobierno de Trump y comenzó a divulgar diferentes teorías conspirativas. Las otras cuatro letras son las primeras de la palabra «anónimo».

El episodio más violento vinculado con seguidores de QAnon es el llamado pizzagate, cuando un hombre ingresó a una pizzería disparando un rifle.

El atacante creía, como había divulgado una cuenta de Twitter, que ahí se reunían pedófilos vinculados al Partido Demócrata, otra de las teorías que se divulgaron.

El año pasado, el FBI emitió una advertencia sobre los «extremistas internos impulsados por teorías de la conspiración» y designó a QAnon como «una posible amenaza extremista interna».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *