octubre 14, 2020

Martes 13: ¿por qué en Italia el día de la mala suerte es el viernes 17?

Lucía Blasco
BBC News Mundo

Llegó el día: el primer martes 13 de 2020.

Si no eres supersticioso, puede que esta fecha no signifique mucho para ti, pero para millones de personas en el mundo este es un día que augura mala suerte.

En el mundo anglosajón lo sería si, además de 13, fuera viernes.

Pero ¿sabías que en Italia el día de mala suerte es el viernes 17?

El psicólogo y experto en pensamiento irracional y supersticiones Stuart Vyse, autor de Believing in magic: the psychology of superstition («Creer en la magia: la psicología de la superstición», Oxford 2014), nos explicó por qué.

«He vivido»
«La cuestión del viernes es un tema aparte», le dice a BBC Mundo el escritor estadounidense.

«Durante la Edad Media en Europa, los viernes eran el día en que se hacían ahorcamientos públicos, por eso se consideraban días de mala suerte, en los que uno no querría empezar un proyecto o un viaje», explica.

«Respecto al 17, esta superstición es causada por una asociación aleatoria con el sonido de la palabra, o más bien su ortografía», añade Vyse.

De hecho ,el 17 es el número de la mala suerte en Italia.

El peor día para programar un matrimonio, una mudanza o cualquier cosa importante, si no quieres sufrir sfortuna (mala suerte), como diría un italiano. Por eso hay edificios en Italia que no tienen piso 17, hoteles sin habitaciones con el número fatídico o aviones sin fila 17.

Y es que en Italia el número 17 tiene una relación directa con la muerte. La explicación, según Vyse, tiene que ver con la antigua Roma.

El número 17, XVII en números romanos, es un anagrama de VIXI, que puede traducirse como «he vivido», y por lo tanto, «estoy muerto».

«Es un recordatorio de la muerte», cuenta Vyse. «Pero, en cualquier caso, esto es algo bastante fortuito: por el simple hecho de que esas letras puedan reubicarse para formar una palabra que a la gente le recuerda a la muerte, ese número se asocia hoy con la mala suerte».

No obstante, Vyse dice que este tipo de supersticiones numéricas formadas de manera aparentemente tan casual no son exclusivas de Italia.

«Los chinos son famosos por tener varios números de suerte y de mala suerte. Uno de ellos es el 4», explica el especialista.

«La razón es que cuando pronuncias el número cuatro en chino mandarín suena igual que la palabra ‘muerte’, por eso el cuatro es un número de muy mala suerte en China. Es muy similar al caso italiano, no hay ninguna otra conexión, más allá de que el sonido recuerda a esa palabra».

¿Y el número 13?
En cualquier caso, si no vives en China ni en Italia, es muy probable que el número de mala suerte para ti sea el 13. Al menos, así ocurre en la mayoría de las culturas occidentales.

«En este caso, no hay una relación con el sonido de la palabra», dice Vyse, quien asegura que la pregunta sobre el origen del 13 como número fatídico es «una cuestión histórica muy disputada».

«Hay tres teorías principales de por qué el número 13 se convirtió en el de la mala suerte en muchos países», comenta él.

«La más avalada», o al menos «la que parece más sólida», dice Vyse, se refiere al pasaje bíblico de la última cena, el que narra que Jesús y sus discípulos (los doce apóstoles) se sentaron a la mesa para compartir el pan y el vino antes de su muerte.

«Según esta teoría, empezó a considerarse mala suerte el hecho de que hubiera 13 personas sentadas en una mesa. Pero después la mala suerte se asoció simplemente al número 13», dice Vyse.

Pero hay otras dos teorías principales que, según el escritor, compiten para explicar estar superstición por el número 13.

Una de ellas tiene que ver con los Caballeros Templarios de las Cruzadas (las guerras religiosas impulsadas por la Iglesia católica durante la Edad Media). «Siempre que hablo sobre esta teoría recibo emails furiosos de personas que apoyan las otras dos», señala Vyse.

«Los Templarios fueron arrestados el viernes 13 de octubre de 1307 y, al final, un grupo de ellos fue quemado en la hoguera. Eso explicaría por qué se considera de mala suerte el viernes 13».

Una tercera teoría tiene que ver con la mitología escandinava y es más similar a la de la última cena de la Biblia.

En ella, explica Vyse, 12 dioses están cenando en el Valhalla (el cielo de la mitología nórdica). «Se divierten y la pasan bien hasta que un decimotercero, el malicioso dios Loki, se une al grupo e instiga la muerte del benévolo dios Balder (el dios de la paz y la luz)».

Y, por cierto, si te estás preguntando por qué el martes también se considera de mala suerte (en casi todos los países de cultura hispana), la respuesta tiene que ver con otro dios: Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, a quien se consagraban los martes, un día en el que además «se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas», dice la página web del Instituto Cervantes.

En resumen, podemos decir que los números de la mala suerte se vinculan, principalmente, a la muerte.

«Es posible que estas supersticiones tengan más de un origen», agrega Vyse.

«Lo curioso es que estas teorías se han hecho tan populares que las hemos desvinculado de la historia original y se han vuelto parte de nuestra cultura. De cierta manera, están en el aire».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *