enero 22, 2021

Apple prepara un casco de realidad virtual de alta gama para 2022

Isabel Rubio
El País

La realidad virtual y la realidad aumentada cada vez ocupan una cuota mayor de mercado, según Statista. Gigantes tecnológicos como Microsoft, Facebook, HTC o Lenovo invierten desde hace tiempo en esta tecnología. Y Apple no quiere quedarse fuera de juego. La compañía de Cupertino prepara un casco de realidad virtual para 2022 y unas gafas de realidad aumentada para 2023, según cuenta en Bloomberg Mark Gurman, el informador por excelencia de todo lo que se cocina en la misteriosa trastienda de Apple.

La compañía suele apostar por la tecnología de consumo emergente —desde reproductores de música a smartphones, relojes inteligentes o tabletas— y hacer que cualquier usuario pueda usarla fácilmente. Pero en este caso, el gigante tecnológico no buscaría cosechar el éxito que consigue con sus iPhone. Bloomberg asegura que su objetivo es crear un casco de realidad virtual de nicho de alta gama. De esta forma, prepararía a los desarrolladores y a los early adopters para unas gafas de realidad aumentada más convencionales.

Apple planea lanzar este dispositivo, como pronto, en 2022 con la idea de competir con las Oculus de Facebook; las PlayStation VR, de Sony; y las alternativas de HTC. Así lo asegura el conocido filtrador, que afirma que la compañía de Cupertino tiene “expectativas de ventas conservadoras”. Llegar con este casco al público general puede resultar complicado. El primer casco de realidad virtual de Apple sería, en principio, más caro que los de la competencia. El precio de la mayoría de opciones en el mercado parten de los 200 euros e incluso llegan a superar los 1.000 euros.

El dispositivo, principalmente de realidad virtual, estaría pensado para jugar, ver vídeos y comunicarse en un entorno digital 3D. El prototipo incluye además cámaras externas para habilitar algunas funciones de realidad aumentada, siempre según Bloomberg. Esta tecnología sirve para superponer capas digitales en un entorno del mundo real. Apple estaría probando el uso de estas cámaras para seguir las manos del usuario y también para permitirle escribir en el aire. Gurman vaticina que las funciones de realidad aumentada de este aparato serían limitadas.

El casco incluiría algunos de los chips más avanzados y potentes de la compañía y también pantallas con una alta resolución. Además, gracias a una batería, estaría diseñado para funcionar como un dispositivo independiente Es decir, sin necesidad de conectarse a una pared o un ordenador Mac. Sería similar a utilizar las Oculus Quest 2 de Facebook.

Por el contrario, algunas gafas como las PlayStation VR tienen que ir conectadas a la consola. Apple no ha terminado todavía de desarrollar el casco de realidad virtual, pero este se encuentra muy avanzado, según Bloomberg. Aun así, cabe la posibilidad de que la compañía cambie sus planes de lanzamiento o incluso los descarte.

Del mismo modo, Apple está explorando qué utilidad pueden tener estas gafas. La realidad virtual todavía es una tecnología incipiente. Aunque cada vez hay más casos de uso, especialmente en el mundo de los juegos, el contenido creado para este tipo de aparatos por el momento es bastante limitado. El año pasado, Apple adquirió NextVR. Esta empresa especializada en el streaming de vídeo de realidad virtual ha retransmitido eventos de la NBA, la liga profesional de hockey sobre hielo de EE UU y Canadá NHL e incluso la WWE ofreciendo una experiencia de 360 grados a los espectadores.

Por otro lado, Apple también trabaja en unas gafas de realidad aumentada, según Gurman. El desarrollo de este aparato todavía se encuentra “en una etapa temprana”. Aunque el gigante tecnológico se habría marcado el objetivo de presentar estas gafas en 2023, podrían pasar varios años hasta que realmente lo haga. Para la compañía, las gafas de realidad aumentada son un producto mucho más convencional, pero también más difícil de lanzar.

Y con precios prohibitivos. Las HoloLens 2 de Microsoft, que buscan un hueco en el ámbito laboral, y las Magic Leap se venden por 3.500 y 2.295 dólares —unos 2.880 y 18.88 euros— respectivamente. Además, crear unas gafas de realidad aumentada conlleva un gran desafío técnico, ya que deben estar equipadas con dispositivos electrónicos pequeños, potentes y eficientes para superponer notificaciones, direcciones de mapas y otra información, al mismo tiempo que admiten conectividad a Internet y aportan una buena autonomía.

Obstáculos en el desarrollo

Apple se ha encontrado con varios obstáculos para desarrollar el casco de realidad virtual, según Gurman. Los potentes procesadores y la inclusión de un ventilador hicieron que, en un principio, el dispositivo fuera demasiado grande y pesado. Este inconveniente podría provocar dolor cervical a los usuarios. Para evitarlo, Bloomberg indica que Apple ha eliminado el espacio que normalmente reservan los cascos de realidad virtual para aquellos usuarios que llevan gafas. De esta forma, ha conseguido reducir el tamaño del casco.

Para aquellos usuarios con problemas de visión que normalmente lleven gafas y quieran utilizar el aparato, Apple habría desarrollado un sistema que les permitiría insertar lentes graduadas hechas a medida dentro del casco sobre las pantallas. Esta decisión podría exponer al gigante tecnológico a cumplir las regulaciones que rigen la venta de productos con recetas, que además pueden diferir de unos países a otros.

Para reducir aún más el peso del dispositivo, Apple estaría planeando usar un exterior de tela. Normalmente la compañía opta por diseños metálicos en sus aparatos, aunque no sería la primera vez que los adapta a las necesidades. Por ejemplo, ha usado plástico para dispositivos como los AirPods, que deben ser poco pesados, y telas para mejorar la acústica de sus altavoces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *