julio 1, 2021

Plataformas políticas: Dinero en saco roto

Es algo como de nunca acabar. Las investigaciones sobre la amplia red que se oiriginó con el IEEPP y los negocios surgidos a partir de allí conducen a que existe un patrón de conducta que se repite en Global Communities, Expediente Público, Expediente Abierto S.A., Voce en Libertad y otras empresas siempre ligadas a Félix Maradiaga y Javier Meléndez, los dos socios que se conocieron en el Ministerio de Defensa y que a partir de allí constituyeron un conglomerado importante.

La semana pasada mencionamos entre las distintas plataformas de este grupo a Global Communities, que comparte con las otras oenegés «hermanas», la enorme displicencia en las redes sociales.

Esta ONG, en particular, según información oficial de Usaid, ha recibido US$ 30 Millones de dólares para impulsar proyectos de gobernabilidad, transparencia, apoyo a medios de comunicación, ejecución presupuestaria y cualquier otra área que alguien puede imaginarse.

Esto ha incluido plataformas en defensa del aborto, los derechos LGBTI y muchos temas vinculados a asuntos similares.

Desde el año 2012 que iniciaron su cuenta en la red social Twitter, apenas suman 333 seguidores, lo que equivale a una «cosecha» de 37 seguidores por año, o 3 seguidores por mes desde el inicio de la inversión publicitaria en dicha plataforma.

No obstante, luego de la serie de artículos investigativos publicados, ya hay las primeras reacciones desde los Estados Unidos, sobre todo en lo que respecta a la transparencia con que se ha usado fondos provenientes de los contribuyentes estadounidenses.

La cadena

Desde que la Trinchera de la Noticia inició esta serie de investigaciones a partir de todo el quehacer de Félix Maradiaga, con el uso de los fondos chinos en el Ministerio de Defensa, sus estudios en Harvard, etc, encontramos algunos cabos que vale la pena recordar:

En abril de 2004, Javier Meléndez crea el IEEPP, como un instituto dedicado al análisis de los temas de seguridad ciudadana y transparencia. Ese año, la esposa de Meléndez, Deborah Ullmer es nombrada como directora del país de NDI en Nicaragua.

En pocos meses, inicia una clara relación entre el NDI, que dirigía Ullmer, con los planes del IEEPP. Ullmer y Meléndez figuran como miembros del buró editorial de los boletines del instituto en Managua. También era miembro del consejo editorial el exvicecanciller Valdrack Jaentshke, quien hace varios meses fue defenestrado de su cargo por el presidente de Daniel Ortega.

Si bien Meléndez es el creador del IEEPP, su actividad pública ha sido poca, ha actuado desde un segundo plano. Una vez concluida la administración Bolaños, Maradiaga funda un instituto de análisis en 2007 y posteriormente es reclutado por Meléndez como director ejecutivo del IEEPP.

Una de estas plataformas que se constituyeron como parte de todo ese conglomerado es Global Communities, ONG norteamericana que opera en Nicaragua y que anteriormente se denominaba CHF International.

Hay muchas información de todas las plataformas ligadas a ambos personajes. En una entrega anterior, publicada el pasado 24 de junio, nos referimos a Global Comunities, poco conocido en nuestro país.

Antes conocida como CHF International ha recibido fondos de la USAID y el NDI, al igual que otras similares y que de acuerdo a la documentación encontrada también aparece de nuevo la Fundación Violeta B. Chamorro y otra ONG, Voces Vitales.

El patrón de conducta en cuanto al costo-beneficio de la inversión que ha realizado Usaid y el NDI con los receptores de la cooperación norteamericana, es lo que encontramos como el «logro» de Voces Vitales en las redes sociales.

Sin embargo, de acuerdo a la indagaciones periodísticas se ha encontrado que esta ONG no ha pasado de tener sólo 333 seguidores en nueve años. Todo esto a pesar de que quienes la han dirigido tienen en su mayoría amplia experiencia en el campo de la comunicación.

Lo informamos en una entrega anterior, de que esta ONG norteamericana fue organizada mercantilmente hace nuevo años como institución sin fines de lucro, pero su proyección no ha tenido el éxito esperado, partiendo del importante financiamiento externo recibido. Fue constituida con un capital original de 10 mil córdobas (según lo publicado en La Gaceta), a utilidades a casi 9 millones de córdobas (US$ 250 mil dólares). Esto constituye un excelente resultado financiero, aunque pobre desde el punto de vista de marketing.

En la documentación relacionada a esta ONG aparecen y se repiten nombres de personajes de la vida pública empresarial que se entrelazan en otras plataformas. Pero además encontramos de nuevo el nombre de Bertha Valle, dueña de Voces en Liberad, otro ONG creada con fondos de la cadena Maradiaga-Meléndez.}

Valle es la esposa de Maradiaga (ella ahora está viviendo en Estados Unidos) pero en determinadas ocasiones fue contratada como maestra de ceremonias por Voces Vitales.

Crea comunicaciones se menciona de nuevo como la empresa de publicidad de la Fundación Violeta B. de Chamorro, de Voces Vitales y de Global Communities (antes CHF Internacional).

Primeras reacciones desde EU

Global Communites se ha promovido en nuestro país como una organización que promueve la gobernalidad y la transparencia, para lo que también se asoció con el IEEPP de Javier Meléndez y Féliz Maradiaga con el apoyo de Usaid y el NDI.

En parte de toda esta «madeja» que tratamos de desenrollar se mencional la madeja que tratamos de desenrollar aparecen otras ONG’s como el Centro Humboldt, IEEPP, Voces Vitales, Fundación Violeta B. de Chamorro y otrás más.

Llama la atención que esta de investigación hay fuentes del exterior que han solicitado indagar más información sobre los hallazgos de nuestro trabajo periodístico.

NDI, NED, Usaid, Fundación Violetea B. de Chamorro, Voces Vitales, IEEPP, Expediente Público, Expediente Abierto, Connectas y otras plataformas vinculadas a la cooperación nortemaricana, han sido mencionados en la serie de publicaciones de las últimas semanas.

Una de las consultas hechas -provenientes de Estados Unidos– a nuestra publicación, nos refirió que al indagar sobre le interés que nuestra investigación puede haber creado en los Estados Unidos, especialmente antes de las elecciones parlamentarias de medo término del próximo año, fue más que clara: «Nosotros no podemos iniciar ninguna investigación por lo que sea publicado en un medio como el de ustedes. Sin embargo, cada una de las ONG’s como Global Comunities, que recibe fondos federales, está obligada a cumplir con sus propias normas y códigos de conducta. No podemos estar reclamándoles a ustedes transparencia y lucha contra la corrupción, cuando evidentemente encontraremos que Usaid y el NDI se han coludido para que nuestra cooperación – que proviene de los contribuyentes norteamericanos-, sea malversada a vista y paciencia de todo el mundo». (Tomado de Trinchera de la Noticia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *