25 de marzo de 2022

¿Quieres alargar la vida de tu mascota?

National Geographic

Cualquiera que tenga mascotas desea que estas vivan el mayor tiempo posible y con la mejor calidad de vida que puedan tener. Para ello, una de las cosas más importantes es mantenerlos en su peso ideal. El sobrepeso es uno de los factores de riesgo más importantes en la aparición de diversas enfermedades que pueden afectar a nuestras mascotas, especialmente en la vejez, como la diabetes y la artritis; dolencias que no solo pueden acortar el tiempo que podemos gozar de su compañía, sino reducir su calidad de vida y las actividades que realizamos con ellos. Está científicamente demostrado que los perros con sobrepeso viven 2 años menos que los que se mantienen en su peso ideal. Y en el caso de los gatos la pérdida es de nada menos que 2 años y medio.

Se considera que un gato o perro tiene sobrepeso cuando este supera en un 10% el “peso ideal” establecido según su edad, raza y tamaño; y que tiene obesidad cuando lo supera en un 20%. En ambos casos, el desencadenante es que el animal no consume parte de la energía que obtiene a través de la comida y esta se transforma en tejido graso. Esto tiene diversos efectos sobre la salud del animal:

El corazón debe bombear más sangre, por lo que se desgasta más y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Las articulaciones sufren un mayor estrés al tener que soportar más peso, por lo que el animal empezará a sentir dolor al caminar y se volverá más apático; lo cual, a su vez, favorece el incremento del sobrepeso.
La diabetes – un problema especialmente común en animales mayores – se ve favorecida por la obesidad.
El sistema inmunitario se debilita, lo que facilita que el animal sufra infecciones, principalmente respiratorias y urinarias.

La mejor manera de prevenir estas enfermedades, como sucede en las personas, es una combinación de hábitos de vida saludables y una dieta adecuada. Los animales que viven en un piso, en particular, son propensos a desarrollar rutinas sedentarias y, en consecuencia, sobrepeso: por ese motivo es importante motivarlos con juegos y juguetes para que se mantengan activos. Y si observamos que nuestro animal empieza a engordar sin razón aparente, lo primero es concertar una cita con nuestro veterinario: puede que tenga alguna enfermedad subyacente que le provoque esa condición, como hipotiroidismo.

La importancia de la dieta equilibrada
Cuidar la dieta de nuestras mascotas es igual de importante: al contrario de nosotros, ellos no pueden decidir qué comer y por eso es importante que les demos una alimentación adecuada. El primer paso para prevenir el sobrepeso es elegir un alimento equilibrado y específico para sus necesidades. Después, tendremos que darles la ración de comida que se ajuste a su peso (podemos encontrarla indicada en el propio envase de la comida), puesto que frecuentemente se comete el error de llenar su plato y dejar que coma cuanto quiera. Asimismo, lo mejor es darles la comida en dos o tres raciones a una hora determinada, para que desarrollen el hábito de comer la misma cantidad a las mismas horas; este hábito es fácil de inculcar en perros, mientras que los gatos tienden a comer más a lo largo de todo el día. Y por mucho que parezca gustarles, hay que evitar darles nuestra comida como norma general: no solo suele ser rica en azúcares, sino que puede causarle alergias e incluso intoxicaciones.

En gatos o perros que ya padezcan sobrepeso u obesidad, hay que optar por una dieta que les ayude a perder esa grasa sobrante, pero sin repercutir en su masa muscular. Los alimentos para el control de peso de Hill’s están diseñados para las necesidades específicas de cada perro y gato, escogiendo ingredientes que por un lado activan su metabolismo ayudándolo a quemar grasa de forma natural y, por otro, tienen un efecto saciante que evita que el animal pase hambre entre las horas fijadas para la comida.

Gracias a la tecnología nutrigenómica de Hill’s, nuestras mascotas consiguen unos resultados visibles en los que podemos confiar. Los alimentos de la gama para el control de peso están pensados para cada una de las necesidades que nuestro perro o gato pueda tener; perder mucho peso cuando tiene obesidad, perder solo unos kilitos cuando tiene sobrepeso, aportar otros beneficios como el cuidado de sus articulaciones, un alimento que le ayude a mantener un peso saludable cuando ya lo tiene, entre otros.

Es importante que un veterinario supervise y te asesore sobre qué alimento es el mejor para tu mascota en cada etapa de su vida para llevar un seguimiento.

Dale amor, haz que pierda peso. Descubre la historia de Moto y Poochini y cómo perdieron peso con los alimentos para gatos y perros:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *