9 agosto 2022

Sale a subasta la carta de indignación de John Lennon a Paul McCartney tras la separación de los Beatles

Han pasado algo más de cinco décadas desde aquel último concierto de los Beatles en la azotea de la sede de Apple en Savile Road en Londres (Reino Unido), y, sin embargo, cualquier detalle relacionado sobre el cuarteto de Liverpool y su abrupta separación sigue generando la misma fascinación que por aquel entonces.

La casa de subastas estadounidense Gotta Have Rock and Roll ha resucitado ahora el interés por el cruce de acusaciones que se produjo entre John Lennon y Paul McCartney al poner a la venta una carta llena de indignación que el intérprete de Imagine dirigía al autor de Yesterday un año y medio después de que la banda se disolviera en 1970. La puja, que comenzó con un precio inicial de algo menos de 20.000 euros, ya ha alcanzado más de 32.000 euros. Y todavía hay tiempo para que siga subiendo la cifra. La fecha límite para optar a este preciado objeto para los fans de la beatlemanía es el próximo 19 de agosto y por el momento ya hay siete personas interesadas en conseguirla.

La misiva de tres páginas, mecanografiada y con algunas anotaciones a mano en los márgenes, además de la firma manuscrita de John Lennon, tiene fecha del 24 de noviembre de 1971, unos días después de que se publicase el escrito de Paul McCartney en la revista Melody Maker, en el número que se lanzó el 20 de noviembre de ese año. El compositor de Hey Jude hablaba en él abiertamente de John y Yoko, de la disolución de la sociedad comercial de los Beatles y sus sentimientos sobre la canción How Do You Sleep, que Lennon había dedicado a Paul en su álbum Imagine con frases como: “Aquellos freaks tenían razón cuando dijeron que estabas muerto”.

Estas declaraciones de McCartney pondrían furioso a Lennon, que quiso resarcirse con un texto en la misma publicación, a la que mandó esta carta que ahora está a la venta, con una anotación de su puño y letra en la parte superior, donde se puede leer: “¡Editor de M.M. Richard Williams (por favor publíquelo en el mismo tiempo)!”. Una misiva que se publicaría, con algunas modificaciones, en el número de la revista que saldría el 4 de diciembre de 1971.

En la carta, llena de ironía y duras acusaciones, John se dirige primeramente de manera afectuosa a sus “querido Paul, Linda y los pequeños McCartney”, a los que agradece su misiva, para luego entrar de lleno en detalle a todas y cada una de las declaraciones del ex beatle. “Te damos dinero por tu parte de Apple”, escribía John sobre su relación comercial y las finanzas que rodeaban a la compañía discográfica que crearía la banda. “Te damos más dinero en forma de royalties, que legalmente pertenecen a Apple. (Sé que somos Apple, pero, por otro lado, no lo somos)”, añadiría. Unas líneas después, Lennon describe una conversación telefónica entre ellos por una cuestión relacionada con el negocio y lanza una acusación al artista al asegurar de que McCartney fue a espaldas de él para comprar acciones de Northern Songs.

Además de la parte más económica que enfrentó a los compositores, John Lennon también hace referencias musicales y en su escrito defiende su himno de paz más conocido. “¿Entonces crees que Imagine no es político? ¡Es Working class hero con azúcar para conservadores como tú! Obviamente, no entendiste las palabras”, lanza. “¡Imaginar! Te tomaste How Do You Sleep tan literalmente (lee mi propia reseña del álbum en Crawdaddy). Tu política es muy similar a la de Mary Whitehouse [activista conservadora británica]: ‘No decir nada es tan fuerte como decir algo’”.

Lennon, que finaliza asegurando que no le guarda rencor y que está dispuesto a reunirse para arreglar las desavenencias entre el grupo, finaliza con una posdata donde dice sentirse “desconcertado” por el hecho de que McCartney sugiriera dejar fuera de su disputa a sus esposas, Linda y Yoko: “Pensé que ya habrías entendido a estas alturas que soy JOHNANDYOKO”.

Aquella carta no sería la primera pulla que John Lennon lanzaría contra su compañero y amigo desde la adolescencia. El autor de Give Peace a Chance daría una entrevista a Rolling Stones en diciembre de 1970 tras el lanzamiento de su disco John Lennon/Plastic Ono Band. En la conversación con Jann Simon Wenner, director y cofundador de la publicación, Lennon no pararía de lanzar dardos envenenados contra el que había sido hasta la fecha el coautor de muchos de los éxitos que atesoró con los Beatles. “Pienso que el álbum de Paul es una basura. Supongo que hará uno mejor, cuando esté asustado”, respondía el músico sobre el primer disco del otro exbeatle, titulado McCartney.

La guerra que comenzarían los dos artistas al inicio de los años setenta duraría hasta un poco antes del asesinato de Lennon en Nueva York el 8 de diciembre de 1980, según ha explicado Paul McCartney en varias entrevistas, cuando él y Yoko Ono conseguirían hacer las paces tras el nacimiento del hijo de la pareja, Sean, en 1975. “Teníamos aún más en común y a menudo hablábamos de ser padres”, reconocería el músico. “Si estaba en Nueva York, llamaba y le decía: ‘¿Te apetece una taza de té?”.

La reconciliación final de las familias se plasmaría con la foto familiar a finales de 2021, en el estreno del documental de Peter Jackson The Beatles: Get Back, donde sepudo ver juntos a los hijos de John Lennon, Julian y Sean, junto a la diseñadora Stella McCartney. Al mismo tiempo del estreno de la última película de los cuatro de Liverpool, Paul McCartney publicaría Lyrics: 1956 to the Present, Sir Paul McCartney, un libro donde habla sobre su relación con John Lennon, al que considera “su amigo” y “alma gemela musical”. “Cuando nos separamos y todo el mundo estaba agitado, John se volvió desagradable”, escribía el artista, de 80 años, de los momentos posteriores a la disolución de los Beatles. “Realmente no entiendo por qué. Tal vez porque crecimos en Liverpool, donde siempre fue bueno dar el primer golpe en una pelea”, justifica. Una pelea ya resuelta que aún fascina a muchos y que ahora se puede comprar por algo más de 32.000 euros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *