18 agosto 2022

El profundo significado de los tatuajes

Jill K. Robinson
National Geographic

Ta-tau, ta-tau, ta-tau. Los sonidos de las herramientas tradicionales de tatuaje polinesio resuenan mientras el hueso afilado por la aguja muerde mi piel. Mientras el ayudante del tatuador James Samuela me sujeta la pierna, miro por la ventana del estudio el verde interior de Moʻorea y el tiempo se ralentiza. Llevo tres años pensando en este tatuaje. Desde mi conversación inicial en persona en el jardín del estudio hasta la realización del tatuaje, han pasado menos de tres horas.

Historia del tatuaje en la Polinesia

El legado del tatau polinesio, nombre onomatopéyico de la práctica del tatuaje, comenzó hace 3000 años: los diseños son tan diversos como las personas que los llevan. El Triángulo Polinesio incluye más de mil islas individuales en el Océano Pacífico Sur que forman varias docenas de grupos culturales, la mayoría de los cuales tienen sus propias tradiciones de tatuaje.

En todo el mundo, los tatuajes se han popularizado: ya no son un interés personal que hay que ocultar en el trabajo. Las tradiciones de las comunidades nativas del uso de tatuaje se han visibilizado recientemente: en 2021, un periodista maorí se convirtió en la primera persona con marcas faciales tradicionales en presentar un programa de noticias en horario de máxima audiencia en la televisión neozelandesa. 

En la portada del número de julio de 2022 de National Geographic en Estados Unidos, Quannah Rose Chasinghorse, una modelo con herencia de las tribus amerindias Hän Gwich’in y Oglala Lakota, fue fotografiada cerca de las formaciones rocosas rojas de Tse’Bii’Ndzisgaii, o Parque Tribal Navajo de Monument Valley estadounidense (el retrato de Kiliii Yüyan forma parte de un reportaje sobre el movimiento de soberanía indígena).

La calidad única de los diseños de los tatuajes polinesios ha inspirado a los turistas, incluida yo, a llevarse a casa un recuerdo más permanente. Pero, teniendo en cuenta la diferencia entre honrar y apropiarse de una cultura,  ¿cómo deberían quienes no forman parte de esa cultura hacerse un tatuaje con respeto?

Dado que la práctica está entrelazada con el modo de vida polinesio, resulta esencial considerar el propósito de tu tatuaje y la comunicación con el artista que lo realiza.

Para qué sirven los tatuajes

En la antigüedad, las prácticas culturales polinesias se transmitían verbalmente, pero los tatuajes también participaban en la transmisión de conocimientos con el cuerpo como lienzo. «Tradicionalmente, el tatau servía como forma de identificación o de rango social, al mostrar la genealogía de la familia y representar hitos importantes», cuenta Samuela, cuyos padres procedían de la Polinesia Francesa: su madre de la cadena de islas Marquesas y su padre de la isla de Tahití, la capital de la Polinesia Francesa.

«Según el archipiélago del que se proceda, el tatau se practicaba de forma diferente y los símbolos tenían distintos significados», señala Samuela. «Por ejemplo, la gente que vive en una isla con montañas o en un atolón que solo tiene cocoteros utiliza diferentes símbolos de la tierra según su propia experiencia».

En muchas islas del Pacífico, las prácticas culturales tradicionales fueron desalentadas y directamente prohibidas desde el primer contacto con Occidente. «El tatuaje se realizaba a menudo en desafío a las potencias coloniales, por lo que fue una de las primeras cosas que los hombres blancos trataron de suprimir», relata Tricia Allen, tatuadora afincada en Oahu (Hawái, Estados Unidos) con una amplia experiencia en historia polinesia y autora de The Polynesian Tattoo Today y Tattoo Traditions of Hawaiʻi. «Aunque en las últimas décadas los isleños del Pacífico han revivido muchas de sus artes tradicionales y se enorgullecen de su herencia cultural, es comprensible que el tatuaje pueda ser un tema sensible para los indígenas».

El significado de los tatuajes

Para muchos artistas del tatuaje polinesio, la respuesta cómoda a la cuestión del respeto frente a la apropiación radica en el hecho de que cada tatuaje es completamente único y surge de una conversación entre el cliente y el artista.

«Pregunto a los clientes por ellos mismos, por su propia historia y por lo que quieren que represente su tatuaje», dice Eddy Tata, un tatuador marquesano que trabaja a bordo del Aranui 5, el barco mitad pasajero, mitad carguero que navega desde Tahití a las Marquesas, Tuamotu e Islas de la Sociedad. «Mientras hablan, ya hago el diseño en mi cabeza. Si el cliente me enseña una foto y quiere ese diseño exacto, no lo copio. Replicar algo que está personalizado es una forma de apropiación, como robar la historia de otra persona. Lo explico mientras adapto el diseño para que se corresponda con la narrativa del cliente».

En lugar de dibujar primero una plantilla de tatuaje en papel y transferirla a la piel, muchos artistas polinesios esbozan el diseño directamente sobre el cuerpo con un bolígrafo. Ese boceto a mano alzada permite al tatuador la flexibilidad de dar forma a una composición única sobre la marcha.

Aunque hay fuentes en Internet que enumeran el significado de las diferentes imágenes y diseños, mucha de la información no es exacta, por lo que es esencial comunicarse con el artista sobre el propósito del tatuaje y lo que se quiere representar.

Para muchas personas, sus tatuajes tienen un profundo significado y están personalmente conectados a ellos. Debido a la historia del tatuaje como lienzo para el linaje familiar y los logros, sigue habiendo diseños que tradicionalmente se guardan para un uso apropiado y que son tapu, o prohibidos, para otros. Además, los distintos grupos insulares tienen largas tradiciones sobre el lugar del cuerpo donde se colocan los tatuajes, como los guerreros tonganos, cuyos tatuajes se colocaban desde la cintura hasta las rodillas.

«Todos los tatuajes que tengo me han llevado tres años: desde que empecé a pensar en ellos hasta que encontré al artista adecuado y hablé con él sobre el simbolismo que había detrás», expresa Tahiarii Yoram Pariente, asesor cultural y conservador polinesio afincado en Raʻiātea. 

«El dolor y el simbolismo en el acto del tatuaje es muy interno, y lo que ves no es necesariamente lo que obtienes. La gente no entiende automáticamente tu historia solo con ver tu tatuaje. Es solo la tapa externa del libro que conforma la persona completa».

El propósito de los tatuajes

Una vez que la gente entiende que siempre hay un significado y una historia detrás de los tatuajes polinesios, Samuela cree que dedican más tiempo a pensar en lo que quieren y en cómo quieren conmemorar su viaje. «Los tatuajes forman parte de nuestras vidas. Es algo cultural, y no una moda«, dice. «Siempre me ha interesado compartir el arte tradicional del tatau con otras personas».

Como ocurre con muchas cosas que hay que tener en cuenta como turista en un destino, en última instancia se trata de respetar los deseos de los pueblos originarios. Muchas de estas culturas están vivas y prosperan. Si creen que hay que dejar de lado elementos de su arte, ese sentimiento merece respeto.

«La gente no se da cuenta de que la principal diferencia entre el tatuaje tradicional y el moderno es que en las culturas tradicionales era una señal de conformidad con las normas culturales», señala Allen. «Esto es muy diferente a lo que ocurre en la cultura occidental, donde un tatuaje suele marcar la individualidad».

Aunque los artistas del tatuaje aconsejan cuidado y consideración a la hora de elegir cómo conmemorar su historia personal, animan a los turistas a no perder el interés. Tata destaca lo positivo de ser curioso y sensible a los orígenes tradicionales del tatau. «No hay que tener miedo a los tatuajes», indica. «Creo que es un honor compartir mi cultura con los demás, y es una forma de llevar mi cultura a todo el mundo».

De vuelta al estudio de Samuela, una salamanquesa corre a ráfagas por la pared y un curioso caballo asoma la cabeza por la ventana abierta. Miro el símbolo fresco en mi pierna. Para un extraño, el símbolo ondulado en negro puede parecer simplemente un diseño bonito. Para mí, cuenta una historia importante de mi vida: mi conexión con el agua y los viajes, así como mi trabajo como escritora en el que comparto historias de personas y lugares.

La cultura polinesia, y su lugar en la historia que cuentan tus tatuajes, se convierte en una parte duradera de ti. «Naces desnudo y sin nada. Durante tu vida acumulas recuerdos, y al final, cuando mueres, lo dejas todo», dice Pariente. «Lo único que adquieres durante tu vida y que va contigo después de morir son tus tatuajes».

«Lo que ves en la piel es un subproducto del tatuaje: es la piel que creas. Tallas la historia de tu vida en tu piel», añade Pariente. «Es un poco de eternidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *