17 de diciembre de 2022

Nicaragua prevé un crecimiento de 3 % a 4 % de su economía en 2023

La economía nicaragüense crecerá entre un 3 % y un 4 % en 2023, «en un entorno mundial donde el crecimiento mundial será más tímido y las economías industriales crecerán alrededor del 1 %», dijo este viernes el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes.

«Si efectivamente el mundo se desacelera, esa también sería una tasa mucho mejor que el resto (de países) y que nos deja en una posición de continuar con la expansión económica que hemos estado observando», explicó el titular del banco emisor nicaragüense, en una declaración pública.

El funcionario dijo que por ahora los productores y el sector exportador nicaragüense deben «procurar tener más ganancias en volumen de producción para compensar por la moderación de los precios», pero que aún así alcanzarán un tercer año consecutivo de crecimiento económico para 2023.

El Gobierno de Nicaragua proyecta un crecimiento de un 4 % del producto interno bruto (PIB) en 2022, el segundo año consecutivo al alza después de tres años de cerrar con saldo rojo.

«Vamos a tener dos años consecutivos de expansión económica y creemos que el próximo año también así será», indicó.

Reyes señaló que la expansión económica se mantendrá este año, aunque con una tasa de crecimiento moderada en relación al año anterior, cuando la economía creció un 10,3 %.

Según el Gobierno de Nicaragua, los mejores resultados para la economía nicaragüense este año se sustentan en el comportamiento positivo de la demanda de exportaciones con precios favorables, el crecimiento del turismo, la inversión privada y el flujo de remesas familiares que ha alcanzado un nuevo récord en lo que va de 2022.

A octubre de 2022, las remesas familiares totalizaron 2.578,3 millones de dólares, lo que representó un incremento de 47,6 % respecto al mismo período de 2021 (1.746,6 millones de dólares), y al finalizar el año las autoridades esperan que las mismas alcancen los 3.170,5 millones de dólares.

Los 2.578,3 millones de dólares recibidos en concepto de remesas familiares a octubre pasado representan un 18,4 % del PIB de Nicaragua.

Por otro lado, el titular Banco Central dijo que la inflación cerrará este año entre un 10 % a un 11 %, debido al efecto del alza de los precios internacionales.

«Esperaríamos que el próximo año estos precios en Nicaragua se moderen y se contengan y estaríamos proyectando para el 2023, una inflación que podría estar entre un 5 % y un 6 %», añadió.

La economía de Nicaragua subió un 10,3 % en 2021, el primer año de crecimiento después de tres años seguidos de cerrar con saldo en rojo, según el Banco Central.

La economía nicaragüense se había contraído en un promedio de -3,03 % anual en el período 2018-2020.

El PIB decreció un 2 % en 2020, producto de la pandemia de la covid-19 y los daños causados por los huracanes Eta e Iota, en noviembre de ese año, según la autoridad monetaria.

En 2019 cayó un 3,7 % y un 3,4 % en 2018, por la crisis sociopolítica que afecta al país desde hace 56 meses, de acuerdo con el emisor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *