22 de enero de 2023

Planta Centroamérica contribuye a generación de energía limpia

En el departamento de Jinotega se ubica la Planta Centroamérica, la primera hidroeléctrica construida en Nicaragua y la cual es abastecida principalmente por el Lago de Apanás, generando energía limpia a la red eléctrica nacional. Cuenta con dos generadores que producen 50 Megavatios, 25 Megavatios cada unidad. Inició operaciones en 1964 con el primer generador y el segundo en 1965.

Para su funcionamiento el agua llega por gravedad a través de tuberías desde los lagos artificiales Asturias y Apanás, siendo este último su principal proveedor el cual es abastecido por los ríos Jiguina, Jinotega, Cuyali y Mancotal. Mientras que el Lago Asturias se abastece a través de obras de conducción del río El Quebradón, cuya agua luego es transferida a Apanás mediante el vertedero Morning Glory.

El Ingeniero Ernesto Martínez, Presidente Ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), explicó al portal oficial El 19 que de la generación total del Sistema de Interconectado Nacional -compuesto por plantas eólicas, geotérmicas, de biomasa y la hidroeléctrica- se genera hasta un 15%.

El cambio de matriz energética

Martínez mencionó que se tienen estudiadas las Cuenca del Caribe y Central de Nicaragua, así como ríos pequeños que salen al Pacífico. «El potencial más grande se encuentra en la zona Central de Nicaragua, donde tenemos proyectos. Solamente sobre el Río Grande de Matagalpa existe una cantidad de proyectos donde está incluida Tumarín, un afluente de El Tuma, está El Carmen, Copalar Bajo, Copalar Alto, El Esquirín, en fin, hay casi 700 Megavatios como potencial», destacó.

También hay una serie de vertientes como el Río Escondido, compuesto por El Siquia, El Mico y El Rama, donde también hay otras iniciativas. «El potencial hidroeléctrico de Nicaragua es inmensamente grande y nosotros estamos caminando en este momento a desarrollar proyectos hidroeléctricos que nos garanticen, primero, el crecimiento del país, segundo la regulación de nuestro Sistema de Interconectado Nacional», puntualizó.

A nivel regional, Nicaragua ha sido uno de los pocos que en los últimos años cambió su matriz de generación energética. «Teníamos casi el 80% de generación a base de combustible fósil y un 20% apenas de recurso natural, en 15 años eso se transformó, hoy generamos casi el 80% con recurso natural y apenas un 20, 22% a base de combustible fósil, petróleo», subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *